¿Cómo reclamar un seguro de vida?

¿Cómo reclamar un seguro de vida?

Cuando se contrata un seguro de vida, se hace con la intención de tener la tranquilidad de dejar una cierta cantidad de dinero a una persona afectada por el fallecimiento del asegurado, o por otra contingencia.

Sin embargo, la realidad es que por mucho que se pague el seguro puntualmente, las aseguradoras suelen utilizar todo tipo de argumentos para tratar, a toda costa, de no tener que pagar la indemnización cuando llega el momento.

Es por ello que en este artículo explico cómo hay que reclamar cuando la aseguradora se niega a pagar el seguro de vida.

Puedo ayudarte

Soy abogado especialista en reclamaciones a seguros. Si necesitas un abogado con amplia experiencia en reclamación de accidentes de tráfico, contacta conmigo e infórmate sin compromiso.

Contacta conmigo

¿En qué casos se puede reclamar un seguro de vida?

Los casos en los que se puede reclamar un seguro de vida depende de cuáles sean las coberturas contratadas en la póliza. Al hablar de este tipo de seguros, podemos pensar sobre todo en que quede cubierto el fallecimiento del asegurado, pero lo cierto es que existen otros tipos de seguros de vida con otras coberturas, como el seguro de vida por incapacidad permanente.

Así pues, el seguro de vida se puede reclamar una vez que se materializa el hecho asegurado. Por ejemplo, lo más habitual es que el seguro de vida cubra solo el fallecimiento por causas naturales de la persona asegurada. Sin embargo, hay seguros de vida que también cubren el fallecimiento por causa de accidente, o por algún tipo de enfermedad.

¿Qué exclusiones suelen existir en los seguros de vida?

No siempre que se produzca el hecho asegurado se podrá reclamar el seguro de vida, porque es frecuente que existan casos excluidos a tener en cuenta. Por ejemplo, que no estén cubiertos los casos en los que el fallecimiento se derive de algún tipo de actividad peligrosa, como un deporte de riesgo, o del suicidio.

¿Hay otro tipo de limitaciones?

Sí, los seguros de vida suelen contener otras limitaciones a aplicar. Así por ejemplo, es posible que exista un tiempo de vigencia, o que se tenga en cuenta la edad de la persona. Por ejemplo, generalmente no se asegura a menores de 14 años ni a personas con discapacidad.

Otra limitación típica en los seguros de vida es el periodo de carencia. Esto quiere decir que es posible que se exija que haya transcurrido un cierto tiempo desde que se contrató la póliza antes de poder reclamar por el hecho asegurado.

¿Cuál es el plazo para la reclamación del seguro de vida?

Una vez más, no queda más opción que consultar la póliza de seguro para encontrar la respuesta concreta a esta pregunta. Sin embargo, en la mayor parte de los casos se da un plazo de entre 60 y 90 días para hacer la reclamación, a contar desde el momento en que se produce el hecho asegurado.

Resulta de vital importancia no dejar transcurrir este plazo sin hacer la reclamación, porque las compañías tendrán una causa justificada para no pagar la cantidad que hubiera correspondido al beneficiario del seguro.

¿Cómo se reclama un seguro de vida?

Para reclamar a la aseguradora el pago de la indemnización correspondiente, hay que dirigirse a la compañía para comunicarle el fallecimiento del asegurado, o bien que se ha producido el hecho asegurado correspondiente, como la declaración de incapacidad permanente.

A esta notificación hay que adjuntar ciertos documentos, como los siguientes: copia de la póliza, documentación acreditativa de la identidad del beneficiario del seguro y los documentos que acrediten el cumplimiento del hecho asegurado (certificado de defunción del asegurado, resolución de la Seguridad Social reconociendo la incapacidad permanente junto a los demás documentos médicos, etc.).

¿La aseguradora se puede negar a pagar el seguro de vida?

De hecho, es habitual que las compañías busquen argumentos legales para negarse a pagar la indemnización correspondiente por el seguro de vida.

Por ejemplo, a menudo alegan que no se ha cumplido lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro, que establece la información del tomador del seguro de informar sobre cualquier enfermedad o circunstancia en general que hubiera tenido que ser tenida en cuenta a la hora de concertar el seguro.

El tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él.

[...]

Artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro

También se basan en lo establecido en el artículo 89 de la misma ley:

En caso de reticencia e inexactitud en las declaraciones del tomador, que influyan en la estimación del riesgo, se estará a lo establecido en las disposiciones generales de esta Ley. [...]

Artículo 89 de la Ley de Contrato de Seguro

Las aseguradoras suelen argumentar que el asegurado no ha cumplido con su obligación de informar debidamente de estas circunstancias, por lo que le atribuyen una actitud dolosa o de culpa grave en la que se amparan para rechazar el pago de la indemnización.

Pero la realidad es que las compañías no suelen exigir ningún tipo de prueba médicas a las personas aseguradas antes de contratar el seguro, sino tan solo que cumplimenten un cuestionario. Además, el Tribunal Supremo entiende que si el cuestionario se ha firmado delante de un empleado de banco en función de agente de seguros, puede no ser válido.

En caso de negativa de la aseguradora, ¿qué se puede hacer?

Si la aseguradora se niega injustamente a pagar la indemnización correspondiente al contrato de seguro, lo más probable es que no queda más opción para el beneficiario del seguro que demandar judicialmente, ante el juzgado de primera instancia correspondiente al domicilio del asegurado (cualquier pacto en contrario será considerado nulo), con abogado y procurador.

Dada la cuantía de la indemnización que se suele reclamar, lo normal es que se celebre un juicio ordinario, ya que este es el procedimiento estipulado para las reclamaciones por importe superior a 6.000 euros (en las de cuantía inferior, se siguen los trámites del juicio verbal).

Teniendo en cuenta la importancia de la indemnización que se reclama en estos casos, resulta especialmente recomendable contar con la asistencia de un abogado experto en reclamaciones a seguros, ya que su especialización, gracias a su experiencia y formación, es la mejor ayuda posible para desmontar los argumentos esgrimidos por las compañías de seguro para negar su obligación de pagar la indemnización del seguro de vida.

¿Cómo saber si el fallecido tenía un seguro de vida?

Finalmente, es importante apuntar que ante el fallecimiento de un familiar cercano, es conveniente consultar si este tenía contratado un seguro de vida. Para ello, se puede hacer una solicitud al Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento, organismo público que depende del Ministerio de Justicia.

Para ello, tienen que haber transcurrido al menos 15 días del fallecimiento, y es necesario presentar el correspondiente certificado de defunción, que se podrá conseguir en el registro civil que corresponda.

¿Tienes problemas con un seguro de vida y quieres reclamar?

Soy abogado especialista en Derecho de Seguros y en reclamación de indemnizaciones a aseguradoras. Contacta conmigo e infórmate sin compromiso.

Juan Torroba Díaz
Juan Torroba Díaz

Soy abogado y desde el año 2006 me he especializado en el ámbito de la responsabilidad civil derivada de accidente de tráfico y los seguros. Tengo un Máster en Responsabilidad Civil y Seguro con nota sobresaliente.

Formo parte de la Asociación Española de Abogados Especializados en Responsabilidad Civil y de la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes.

Contacta conmigoMás sobre mí

Concertar cita
Puedes llamarme al 951 08 92 10 o dejarme tu nombre y teléfono para que me ponga en contacto contigo.


    ¿Por qué deberías escogerme?
    Amplia experiencia
    Especialista en Accidentes
    Rápida respuesta
    Atención personalizada
    ¿Dónde encontrarme?
    C/ Kandinsky nº 4, 1ºB 29010 Málaga, Andalucía 951 08 92 10 contacto@juantorroba.es